logo 4 2

destacados geo 1

El reconocimiento ofrecido por la institución estatal, corona una prolífica trayectoria tanto en lo académico como en el desarrollo e investigación de la prospección minera.

En una ceremonia especial, enmarcada en su XXXIII aniversario, la Universidad de La Serena entregó la distinción como Miembros Honorarios de la institución al Ingeniero Civil de Minas con postgrado en Geología, Francisco Ortiz Olivares, y al Geólogo Carlos Llaumett Pino. Ambos profesionales se hicieron acreedores a este reconocimiento debido a su notable calidad profesional y humana, que también ha sido valorada por organizaciones científicas y profesionales del más alto nivel.

Francisco Ortiz inició su formación como Técnico de Minas, graduado en la prestigiosa Escuela de Minas de La Serena, completando posteriormente su formación académica en la Universidad de Chile, la Escuela de Minas de Colorado y la Universidad de Stanford (California). Por su parte, Carlos Llaumett, titulado como Geólogo en la Universidad de Chile, colaboró como profesor de geología en los años 70`s, en la carrera de Ingeniería de Ejecución en Minas de la ex Universidad Técnica del Estado, Sede La Serena, antecesora directa de Universidad de La Serena.

Ante la presencia de autoridades universitarias, familiares, académicos, colegas y estudiantes, el secretario general de la ULS, Mg. Sergio Zepeda, fue el encargado de leer los decretos correspondientes emanados del Consejo Académico y el acuerdo adoptado por la Junta Directiva de la corporación.

destacados geo 2De acuerdo a los documentos, la Universidad de La Serena exterioriza su reconocimiento al Señor Carlos Llaumet Pino, por su relevante aporte a la exploración inicial de yacimientos y a la conversión minera, junto con su contribución a la minería del hierro y a la investigación de la geología. Mientras que el Señor Francisco Ortiz Olivares, fue nombrado Miembro Honorario de la institución, por su relevante aporte en el ámbito de la exploración en la actividad minera, contribuyendo y beneficiando tanto a la Región de Coquimbo como al país. 

Por razones de salud, el ingeniero Francisco Ortiz no pudo estar presente en la ceremonia.

De acuerdo a lo señalado por el Dr. Sc. Jorge Oyarzún, académico del Departamento de Ingeniería de Minas, sería largo relatar los méritos y las numerosas contribuciones de ambos profesionales. Entre los primeros, Francisco Ortiz se destaca por la perfección técnica de su trabajo, en particular en la elaboración de mapas geológico-mineros y en la dirección de campañas de exploración, así como por su labor como Director del Departamento de Geología Económica del Instituto de Investigaciones Geológicas (actual SERNAGEOMIN). En el caso de Carlos Llaumett, es reconocido por su capacidad para reconocer el interés prospectivo de terrenos o distritos mineros, más allá de las apreciaciones generales previas, así como por los numerosos proyectos de exploración exitosos que ha dirigido.

En cuanto a las principales realizaciones concretas de ambos, correspondió a Francisco Ortiz dirigir en terreno la exploración de una faja de posibles mineralizaciones cupríferas entre Chuquicamata y El Salvador, proyecto concebido y materializado por el célebre geólogo David Lowell, pero cuyo exitoso resultado, el descubrimiento de Escondida en la Región de Antofagasta, se debió mucho al tesón y buen criterio puesto en su ejecución por Ortiz. Ese descubrimiento, uno de los principales registrado a nivel mundial, reportó un notable crecimiento de las reservas minerales de alta ley de cobre del País, y revitalizó la minería nacional.

Por su parte, Carlos Llaumett participó en el desarrollo de la minería del hierro y del cobre, y contribuyó a definir las fajas occidentales de pórfidos cupríferos del norte de Chile. En su calidad de Gerente de Exploraciones de Outukumpo - Chile, dirigió la exploración del yacimiento Zaldívar y Sierra Gorda-Catalina entre otros prospectos. En nuestra región, en su calidad de geólogo de ENAMI, realizó los primeros estudios del Distrito El Indio, así como los sondajes que permitieron la conversión de la pequeña minería del cobre de Andacollo a un proyecto de mediano tonelaje. Posteriormente, en su rol de consultor, hizo otro tanto respecto a los depósitos auríferos del Distrito. Como en el caso de Francisco Ortiz, no es posible dar cuenta en este espacio de todas sus contribuciones geológico-mineras. Es un hecho reconocido el que ninguna actividad minera tiene tanto potencial para multiplicar valor como la exploración, y ambos lo lograron en alto grado.

En emotivas palabras, Carlos Llaumet resumió parte de su vida dedicada a la profesión que le apasiona. ''Me siento muy orgulloso y quisiera expresar mi gratitud a la ULS por la distinción conferida, me siento honrado que una institución que tiene como misión captar e impartir el conocimiento y darle valor y sentido a la reflexión, me cobije como Miembro Honorario'', señaló.

Posteriormente relató las emociones y satisfacciones que ha tenido en su trayectoria como Geólogo, recorriendo de punta a cabo nuestro país y teniendo la posibilidad de indagar en las entrañas de la tierra, descubriendo vetas y compartiendo sus conocimientos.

Por su parte, Francisco Ortiz envió una nota de agradecimiento, en la que señala que, ''la distinción que la Universidad de La Serena me otorga en el día de hoy, reviste una significación personal muy trascendente para mí por cuanto fue en las aulas, talleres y laboratorios de la Escuela de Minas de La Serena, precursora de esta casa de estudios superiores, donde inicié mi formación profesional. En ella, además de recibir valiosos conocimientos y sabias enseñanzas impartidas por mis recordados maestros formadores, logré templar la voluntad de superación personal y perseverancia necesaria para alcanzar metas avanzadas, tanto en lo que se refiere a proseguir mis estudios en universidades chilenas y extranjeras, como a culminar con éxito mis trabajos profesionales desarrollados principalmente en el campo de la geología de minas y exploración de yacimientos metalíferos'', expresó.

Finalmente Ortiz manifiesta su agradecimiento por la nominación y designación como Miembro Honorario. ''Esto me llena de gran satisfacción y profundo orgullo y, en cierta forma, cierra para mí el gran ciclo de mi vida profesional, porque al recibir este reconocimiento experimento la magia de volver a las raíces de mi querida Escuela de Minas de La Serena, donde inicié mi formación y forjé mis más preciados sueños juveniles'', indicó.

La ceremonia concluyó con la entrega de una medalla y un diploma de honor para ambos, de manos del vicerrector académico de la Universidad, Dr. Jorge Catalán Ahumada, en representación del Rector, Dr. Nibaldo Avilés, además de un reconocimiento entregado por la presidenta del Colegio de Geólogos de Chile, Patricia Narváez.

Como lo confirma Oyarzún, ''naturalmente, ambos son modelos a seguir para los nuevos profesionales, tanto en términos de la rigurosidad y calidad de su trabajo, su dedicación de toda una vida y su capacidad de servicio al país y a sus empresas, con una visión amplia de las posibilidades abiertas por nuestra rica naturaleza geológica''.