avion nasa 1

Coincidiendo con el paso de la aeronave, se realizó la validación de los datos teledetectados a través de un Grupo de Terreno, cuyos integrantes efectuaron mediciones y toma de muestra de suelo y vegetación en campos agrícolas de diversos tipos.

Por segundo año consecutivo, la misión UAVSAR (Uninhabited Aerial Vehicle Synthetic Aperture Radar), vehículo aéreo de la NASA que posee un sensor radar de banda L polarimétrico, sobrevoló gran parte de la Región de Coquimbo con el propósito de efectuar mediciones de humedad de suelo mediante teledetección de radar. A los cuatro campos medidos en 2013 (Juan Soldado, Callegari, La Alpina y Las Cardas), se incorporó este año un proyecto de cooperación internacional en el que participan científicos de la NASA, del Servicio de Investigaciones del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos y de la Universidad de La Serena, a través del jefe del Laboratorio Central de Análisis e Investigación Aplicada del plantel estatal, Mg. Héctor Maureira, quienes sumaron al analisis los viñedos de Tamaya y Tabalí (Provincia del Limarí) con el objetivo crear un Modelo de Gestión Hídrica del cultivo de la vid, utilizando los datos satelitales, lo que entregará una herramienta de toma de decisión de manejo del riego, a través de mapas de Evapotranspiración, de Temperatura y Humedad de Suelo y Vegetación, y de Stress Hídrico.

avion nasa 2Se espera que a través del uso de información satelital se logre aumentar el rendimiento y la calidad relacionado a parámetros claves como: rendimiento por hectárea, contenido de azúcar y densidad del racimo. ''Todo lo anterior se podrá lograr mediante la información generada por mapas, lo que permitirá adoptar una estrategia eficiente de riego, conociendo el cuándo y cuánta agua utilizar'', indicó Maureira, quien sostuvo que el modelo, además, podría expandirse a otros cultivos o cubiertas vegetales naturales de nuestra región, expuesta actualmente a un largo período de sequía.

Para la validación de los datos teledetectados por el radar, se requirió del apoyo de un Grupo de Terreno conformado por más de 70 personas, las cuales coincidiendo con el paso de la aeronave, realizaron mediciones y toma de muestra de suelo y vegetación en los campos agrícolas antes mencionados.

''Se tomaron muestras de suelo para medir humedad y muestras también de biomasa, es decir, de vegetal. A estos se suma la medición de la rugosidad del terreno y de la temperatura, que son elementos que sirven para poder corregir las imágenes del radar'', explicó el investigador de la ULS, Héctor Maureira, agregando que esta toma de muestras estuvo a cargo de estudiantes y profesionales de la Universidad de La Serena, Universidad Católica del Norte, Universidad Mayor, Centro de Estudio de Recursos Naturales Oterra e Instituto y Centro de Formación Técnica Santo Tomas, previo enfilamiento y marcado de puntos del Ejército de Chile (Regimiento N° 21 Coquimbo) y de la Armada de Chile (Gobernación Marítima de Coquimbo). Mientras que personal de la Policía de Investigaciones de Chile (Región Metropolitana), realizó el georeferenciamiento de los puntos de muestreo, “de modo de lograr la precisión absoluta del punto en el que se toma la muestra, lo que se confronta con la información que genera el avión”, sostuvo el experto. 

avion nasa 3El trabajo en terreno contó con la colaboración de estas instituciones y la Universidad de Chile - Centro de Estudios Zonas Áridas Ceza, el Ministerio de Obras Públicas, Agrícola Callegari Ltda., Agrícola La Alpina Ltda., Viña Tabalí S.A. y Viña Tamaya S.A. Además, esta misión fue auspiciada por la Compañía Minera del Pacífico. 

De acuerdo a lo señalado por el responsable de la Misión NASA-UAVSAR en la Región de Coquimbo, Héctor Maureira, se espera que a fines de julio estén listos los resultados de las muestras y de la información obtenida por el avión.

La misión NASA-UAVSAR, constituye una prueba de los sensores que se está efectuando a través de diversos lugares de la Tierra para validar aquellos que serán incorporados en el satélite SMAP (Soil Moisture Activ Pasiv) que será lanzado el 5 de noviembre de 2014, con el cual se obtendrán mediciones periódicas de humedad de terreno de todo el planeta, sirviendo como insumo básico para la creación de modelos de humedad y de sequía, que nos permitirán entender, junto con otros datos, los procesos climatológicos que sufre la región