logo 4 2

docentes 1

En la casa de estudios anfitriona, alumnos de Ing. Comercial, Ing. en Construcción, Ing. en Alimentos, Ped. en Castellano y Filosofía, Ped. en Inglés y Periodismo que presentan alguna discapacidad participan activamente en las actividades preparadas para ellos.

El Programa de Apoyo a los Estudiantes con Discapacidad (PAED) en la Universidad de La Serena y la Red de Educación Superior Inclusiva en la Región de Coquimbo (REDESIC) fueron los organizadores de una jornada de capacitación en Estrategias de Enseñanza con Enfoque Universal, destinada a docentes de distintas carreras de las casas de estudios que atiendan a estudiantes con discapacidad sensorial y/ o motora.

La actividad se desarrolló durante la mañana en la Sala 2 de la Unidad de Mejoramiento Docente de la ULS, con el objetivo de conocer algunas sugerencias para adaptar materiales de estudio y medios de enseñanza a fin de que los estudiantes universitarios con discapacidad sensorial o física puedan cursar las diferentes carreras. 

Se abordaron aspectos como la adecuación en metodologías, material didáctico, técnicas de evaluación y otros. Los relatores fueron la encargada del PAED y presidenta de REDESIC Región de Coquimbo, Georgina García, académica del Departamento de Educación de la U. de La Serena; la profesional del PAED, Andrea Irarrázabal; y el kinesiólogo de la U. Pedro de Valdivia, Joel García.

Los tipos de discapacidad atendidos son los problemas de la visión (ceguera total y baja visión), audición (sordera profunda o hipoacusia) y física (limitaciones en la ejecución de movimientos y/o enfermedades crónicas). Sobre ellos, diversas investigaciones internacionales entregan consejos y sugerencias para optimizar el desempeño estudiantil en clases.

Por ejemplo, Georgina García hizo énfasis en que se recomienda el uso de instrucciones accesibles, flexibles y simples; comunicar los contenidos de forma efectiva; considerar los distintos ritmos de aprendizaje; minimizar el esfuerzo físico y maximizar la atención al aprendizaje; considerar en las instrucciones las características de los estudiantes; crear comunidades de aprendizaje; y generar ambientes acogedores e inclusivos.

Otros aspectos a considerar son: proporcionar múltiples medios de representación (ocupar distintos canales: auditivo, visual o motriz), múltiples medios para la acción y expresión (diferentes modos para aprender y dar a conocer lo aprendido) y múltiples medios de compromiso (ofrecer opciones para que se sientan involucrados y motivados a aprender).

La académica de la ULS instó también a los asistentes a no generalizar el comportamiento de las personas con discapacidad, aunque presenten la misma condición; averiguar con el propio estudiante lo que requiere antes de modificar el entorno o determinar los apoyos; no forzarlo a recibir ayuda, evitar la sobreprotección y promover la autonomía; y realizar adecuaciones curriculares no significativas para garantizar las condiciones de equidad.

Del mismo modo, recomendó para el trabajo en el aula asegurarles un puesto en la primera fila, procurar contar con buena iluminación, permitir el uso de grabadoras u otros materiales de grabación, adecuar las presentaciones en powerpoint (fondo oscuro, letras blancas y textos breves), verbalizar la información visual, adecuar formato de evaluaciones (braille, letra más grande o de forma oral), contar con avisadores visibles (por ejemplo, para los cambios de aula) y permitir tiempos más extensos a sus trabajos o disertaciones, entre otras sugerencias que ayudarán a los jóvenes a lograr su mejor desempeño académico.

Por la tarde, el taller fue replicado con numerosos profesores de enseñanza preescolar, básica y media de distintos establecimientos educacionales de la zona.

Recordemos que el Programa de Apoyo a los Estudiantes con Discapacidad en la U. de La Serena tiene como propósito fundamental brindar apoyo integral –académico, social y de salud–, al estudiante universitario con discapacidad sensorial y/o motora. Además, orientar a sus académicos y familiares para que puedan apoyar a estos estudiantes, de tal manera que puedan responder satisfactoriamente a las exigencias académicas, sociales y emocionales que implica todo proceso de formación profesional. 

Es importante mencionar que el ingreso y participación de los estudiantes con discapacidad en este Programa es de carácter voluntario. Actualmente, 6 jóvenes que cursan Ing. Comercial, Ing. en Construcción, Ing. en Alimentos, Ped. en Castellano y Filosofía, Ped. en Inglés y Periodismo participan activamente en las iniciativas que apoyan distintos ámbitos de su formación personal y profesional. 

Los alumnos, académicos y administrativos que deseen tener mayor información sobre el PAED, pueden acercarse a la Sala de Recursos de la Biblioteca Central ''Irma Salas'' (Anfión Muñoz esquina Infante) los lunes, miércoles y jueves de 8:30 a 13:00 horas y los martes de 12:30 a 16:30 horas.

En tanto, la Red de Educación Superior Inclusiva en la Región de Coquimbo es encabezada por la U. de La Serena y cuenta entre sus integrantes a la UCN, UPV, U. Central y Colegio Maristas Nuestra Señora de Andacollo.