logo 4 2

planta

Importantes medios internacionales ya han difundido el hallazgo que, por primera vez, muestra a una planta imitando a varios ''huéspedes''.

La enredadera Boquila trifoliolata, originaria del bosque templado lluvioso de Chile y Argentina, es la protagonista de un notable hallazgo en la naturaleza realizado por el investigador de la Universidad de La Serena, Dr. Ernesto Gianoli Molla.Mediante una investigación, el científico comprobó que las hojas de esta planta trepadora pueden imitar las hojas de múltiples árboles de apoyo (huéspedes) y sus patrones de mimetismo son consistentes con una hipótesis de evitación de la herbivoría. 

El descubrimiento fue realizado por el Dr. Ernesto Gianoli junto a su alumno de la U. de Concepción, Fernando Carrasco Urra. El artículo fue publicado la semana pasada en la revista Current Biology (Elsevier) (http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0960982214002693) y de inmediato captó la atención de importantes medios internacionales.

National Geographic(http://phenomena.nationalgeographic.com/2014/04/24/the-most-versatile-impressionist-in-the-forest/) y Science (http://news.sciencemag.org/biology/2014/04/scienceshot-chameleon-vine-discovered-chile) ya han dado a conocer este descubrimiento que muestra la notable capacidad de imitación de esta planta, mientras que esta semana se sumará la revista Nature.

Tal como señalan los biólogos en su artículo, el mimetismo en los animales es bastante común, mientras que los casos documentados en plantas son extraños y los beneficios asociados rara vez dilucidados. 

En el caso de Boquila trifoliolata (familia Lardizabalaceae), la imitación de las hojas de sus árboles de apoyo se efectúa en términos de tamaño, forma, grosor y color de la lámina, así como de la orientación y largo del pecíolo, e incluso, la aparición de una espina en el ápice foliar. 

Como destacan los investigadores, anteriormente se ha dado a conocer el caso de otras plantas que presentan capacidad de mimetismo con otra especie o características de ella, pero ésta es la primera vez que un solo individuo puede imitar a múltiples y variados huéspedes.

De acuerdo con los datos obtenidos por los autores, esta capacidad les confiere a estas plantas cierta protección contra los herbívoros del bosque, como insectos y caracoles pequeños.

El Dr. Ernesto Gianoli y Fernando Carrasco aún no han determinado cómo esta planta –que ya comienza a ser llamada en los medios ''la enredadera camaleón''– puede captar las características de sus árboles cercanos. Por el momento, se presume que tendría la capacidad de hacerlo mediante la detección de señales ocultas en olores o sustancias químicas secretadas por los huéspedes, o por medio de microbios que pueden transportar señales de genes de activación entre Boquila trifoliolata y las especies imitadas.

El descubrimiento

Tal como relata el biólogo de la Universidad de La Serena a National Geographic, el hallazgo fue parte de un paseo de observación naturalista por el bosque, cuando decidió hacer un alto en el habitual trabajo de muestreo y medición que conllevan sus estudios de plantas de bosques templados de Chile.

En ese momento, el Dr. Ernesto Gianoli descubrió la extraña capacidad de Boquila trifoliolata, que crecía en el sector exhibiendo hojas muy diferentes, a la vez que similares a sus plantas y árboles cercanos.

Así nació el proyecto de tesis de pregrado de Fernando Carrasco y comenzó la investigación que permitió comprobar las extraordinarias capacidades de la mencionada enredadera, en la que incluso pudieron evidenciar que las hojas de Boquila pueden variar hasta en 10 veces el tamaño de sus hojas y desde muy claro hasta muy oscuro el color de las mismas.

La relevancia de este hallazgo, que en palabras de Ernesto Gianoli ''puede llevarnos a entender una nueva manera por la cual se controla el fenotipo de las plantas'', ha generado que los autores del principal libro de texto de biología en inglés (Campbell) lo contacten para darle una cobertura especial al caso en la próxima edición del libro.