logo 4 2

hiper 2

La académica del Depto. de Psicología ULS y Ph.D. en Psicología comparte algunas recomendaciones para el apoyo y trabajo que se le debe entregar a niños y jóvenes con déficit atencional e hiperactividad-impulsividad (TDAH) durante el tiempo de cuarentena por COVID-19.  

Han pasado dos semanas y media de cuarentena para las familias chilenas en el contexto de la pandemia mundial del COVID-19, situación que resulta aún más compleja en casos especiales como podría ser el caso de niños con déficit atencional e hiperactividad.

En este contexto, muchas veces puede ser complicado buscar alternativas o cuidados a tener en consideración cuando se viven situaciones prolongadas de aislamiento y encierro. Es por ello que la académica del Departamento de Psicología de la Universidad de La Serena, Dra. Sonia Salas, entrega diversas recomendaciones para trabajar durante este periodo de cuarentena.

En primera instancia, la Dra. Salas se refiere las características que presenta un niño o joven con déficit atencional con hiperactividad. “Los niños y jóvenes con este trastorno presentan dificultades en la atención, especialmente en lo que se conoce como funciones ejecutivas, pudiendo éstas ser varias (planificación, inestabilidad emocional, flexibilidad, memoria de trabajo entre otras); desde su perspectiva personal a los jóvenes con TDAH les es difícil el poder describirse a sí mismos, lo que es importante a tener en cuenta a la hora de fomentar y desarrollar actividades de autoconocimiento al llevar a cabo un tratamiento con ellos”.

Bajo esta perspectiva, la Doctora en Psicología se refiere a cómo puede afectar en personas con este trastorno el verse expuestos a una situación como lo es un aislamiento. “Hoy estamos en un momento de incertidumbre, donde no sabemos cómo va a evolucionar esta enfermedad (COVID-19); sin embargo, yo creo que, en el caso de familias de niños y jóvenes donde uno de los miembros presenta trastorno de TDAH, el encontrarse en un mismo espacio y tiempo junto a sus familias debiera aprovecharse. Si bien el estar todos en casa interactuando puede ser fuente de ´conflicto´´, es el momento de detenerse y reflexionar cómo ayudar a que el niño y/o adolescente con TDAH pueda desarrollar las habilidades que están en déficit”.

Frente a qué actividades realizar junto a los niños con hiperactividad, la académica recomienda hacerlos partícipes de las actividades cotidianas del hogar, junto con entregarles espacio en donde puedan trabajar sus intereses personales. “En estos casos, son las familias las que puedan proponer panoramas que sumen a estos niños o jóvenes, y posteriormente proponerles a ellos que puedan decidir qué actividades quieran realizar. Esta es una oportunidad importante para que ellos puedan trabajar en conocerse a ellos mismos, y en eso la familia debe ser un apoyo”.

Añade que “entre las acciones que se pueden llevar a cabo, está el hacerlos partícipes de las actividades que se hacen dentro del hogar de manera cotidiana. Por ejemplo, en las casas todos los días se cocina, hay que tomar esta oportunidad e invitar estos niños a ser parte de eso, cocinar todos juntos, buscando fomentar la creatividad, probando nuevas recetas e ingredientes y así encontrar agrado en las tareas cotidianas”.

Estudios a distancia

Por el lado académico, en los colegios se ha implementado el uso del estudio a distancia, lo que podría ser difícil en casos de niños y jóvenes con este trastorno. Es por ello que la Dra. Salas entrega recomendaciones a la hora de trabajar en los estudios. “En primer lugar, es importante reforzar sus habilidades y para ello se recomienda leer de qué se trata el trastorno, donde se recomienda planificar actividades en lugar de reprochar o castigar. Por ello, es importante organizar el trabajo con un inicio, pasos intermedios y un final, por ejemplo, y al termino ver una película juntos como premio al terminar el trabajo del día”.

Agrega, además, que “en términos de estudio, es importante que la madre o padre destine un tiempo importante para poder ayudar a su hijo o hija. Por ejemplo, en el caso de un libro o texto, es una buena idea poder grabar la lectura de este libro o capitulo en voz alta y hacer que el niño o niña lo pueda ir escuchando, en lugar de dejarlos leyendo solos. Además, es recomendable plantearles trabajos cortos, seriados, con instrucciones breves y precisas, ya que a un niño o niña con TDAH no se le puede dar trabajos con consignas largas ya que se les va a olvidar, entonces hay que procurar ser sencillos y claros a la hora de decirles, hoy por la tarde, desde tal hora hasta tal hora, haremos una determinada actividad o tarea”.

Finalmente, la académica destaca que lo primordial es que todo este trabajo sea en familia, donde todos puedan ayudar, generando lazos más fuertes entre cada integrante. “En este tipo de ocasiones, es vital que cada miembro de la familia pueda ponerse en lugar del otro, especialmente en los niños con este trastorno, por ejemplo, que el hermano mayor de estos niños se acerque y le ayude con los estudios también, o lo sume a sus actividades para hacer cosas juntos. Esta es una oportunidad para que las personas puedan conocerse mejor a sí mismas y para que las familias puedan unirse y conocerse mejor, en términos de sus intereses y motivaciones, y conocerse mejor entre ellos.

Escrito por Tomás Rodríguez, DirCom