logo 4 2

rector campus garmendia

Las acciones se ajustarán a un Protocolo de Acción que permita en el futuro implementar procedimientos de contingencia ante el anuncio de precipitaciones.

En el marco del desarrollo de un plan que permita mejorar las condiciones actuales de las dependencias de la carrera de Arquitectura tras la inundación del Campus Enrique Molina Garmendia, producto de la intensa lluvia ocurrida hace dos semanas y que afectó a todo el sector aledaño a la Ruta 5 Norte intersección Av. Amunátegui, se desarrolló nuevamente en terreno, una reunión destinada a evaluar los avances de las medidas adoptadas la semana pasada. 

A partir de este encuentro, al cual asistió el Rector de la ULS Dr. Nibaldo Avilés, autoridades superiores, directivos y estudiantes, se propuso implementar nuevas acciones para abordar las inundaciones en el Campus, dentro de las cuales se encuentran en lo inmediato, habilitar un equipo de 6 a 8 bombas para la extracción de agua, la adquisición de un stock de sacos de arena para construir una barrera que mitigue el ingreso del agua, un trabajo de revisión y limpieza de los ductos de drenaje de las aguas, además de una segunda sanitización a todas las dependencias y mobiliario, obteniéndose la debida certificación. 

Asimismo, se concretará la visita de un prevensionista de riesgos que evalúe las condiciones de habitabilidad de las dependencias afectadas.

Por otra parte, la Dirección de Servicios dispondrá de personal de aseo para apoyar con la limpieza  de talleres mientras dure la temporada de lluvia.

Dentro del plan se contempla también la instalación de porcelanato en las tres salas de clases afectadas, en las oficinas de los académicos y personal administrativo.

En el mediano plazo, para evitar que las aguas provenientes del Eje Amunátegui ingresen al Campus Enrique Molina Garmendia, se procederá a la construcción de un muro perimetral para el recinto, y se elaborará un Protocolo de Acción que incluya las medidas a adoptar y sus respectivos responsables para poner en marcha el plan de contingencia ante frentes de mal tiempo.

Paralelamente, se solicitará de manera conjunta con los otros afectados del sector, a los organismos públicos encargados de esta materia, la realización de un drenaje adecuado para la zona, en el contexto de las obras de construcción de la doble vía. 

En el largo plazo, se debería contemplar el traslado de la carrera de Arquitectura a otro Campus, para lo cual se debe comenzar a preparar el proyecto que permita postular a fondos regionales para su financiamiento.

Mayores detalles y los plazos de ejecución de estas medidas están siendo definidos por la Dirección de Servicios, en coordinación con la Dirección de Docencia, unidades que entregarán la información respectiva hoy miércoles 25 de junio, a los interesados, generándose reuniones periódicas para analizar los avances y alternativas de solución a esta problemática.